“Los espacios culturales deben y pueden financiarse”, Juliana Restrepo durante el GFACCT 2021

El Gran Foro Mundial de Arte, Cultura, Creatividad y Tecnología (GFACCT), que inició el 6 de septiembre y finaliza el 9 de este mes, ha reunido a cientos de expertos nacionales e internacionales en cultura digital, buscando generar nuevas posibilidades para la reactivación cultural y económica de Colombia. A través de conferencias, paneles, casos de estudio y talleres, el público ha podido conocer los más recientes desafíos globales de las industrias creativas y de entretenimiento.

Juliana Restrepo, directora del Museo Nacional de Colombia,participó como panelista en la conversación Escenarios culturales para el bienestar común,que también hacía parte de +CTG (Más Cartagena, la cumbre latinoamericana de economía creativa). La conversación se desarrolló a través de dos preguntas: ¿de qué modo los museos y, en general, los escenarios culturales le dan cabida a las marcas y anunciantes cuyos mensajes no necesariamente representan discursos estéticos o artísticos? y ¿puede la sostenibilidad, entendida como un conjunto de acciones que busca la preservación de la humanidad, encontrar en el mundo de la cultura un escenario para su promoción y desarrollo con la intervención de marcas y anunciantes conscientes del bien común?

La directora del Museo Nacional respondió a la primera pregunta de la siguiente manera:

Los espacios culturales deben y pueden financiarse. Tenemos en los museos una serie de posibilidades para esto y aquí lo importante es alinear los intereses misionales del espacio cultural con las marcas o empresas. Hay diferentes maneras y las enumero en algunos ejemplos:

1. Buscarle un patrocinador a una sala de exposiciones o proyecto.

2. Desarrollar eventos comerciales en alianza con algunas marcas afines al museo.

3. Alquilar los espacios del escenario cultural para eventos comerciales, cocteles, lanzamientos, etc.

4. Vender paquetes de boletería a empresas donde se puedan incluir visitas guiadas para grupos.

5. Ofrecer servicios como talleres, actividades educativas y demás espacios para empresas, colegios, universidades, fundaciones, entre otros.

6. Abrir una tienda donde se puedan comercializar productos relacionados con las colecciones o exposiciones del museo.

Justamente la charla hace un llamado a entendernos en contexto, lo que implica que los museos deben estudiar el territorio, su comunidad y trabajar con ella. Los museos deben construir un proyecto que beneficie a toda la comunidad de vecinos, ya que hacerlos partícipes es precisamente una manera de propiciar un escenario cultural para el bien común.

Frente al segundo tema de la conferencia, Juliana Restrepo mencionó la importancia de aprovechar las actividades culturales, la conservación del patrimonio artístico y cultural, la sostenibilidad de bienes intangibles y la promoción y el desarrollo en medio de la actual situación de pandemia. En sus palabras,

La sostenibilidad de los museos es muy importante y no solo es responsabilidad de las entidades públicas, sino también de la ciudadanía y las empresas. Hace poco el Consejo Internacional de Museos (ICOM) indicó que la sostenibilidad en los museos debe atender a cuatro dimensiones: la primera son las personas, aspecto que apunta a la importancia que tienen los museos en la vida de la sociedad; el segundo es el planeta, una dimensión que apunta a la huella medioambiental de los museos y que pone en evidencia un reto importante que estos deben asumir para ser pioneros en esta cuestión desde las exposiciones y demás actividades museales; el tercero es el tema del beneficio, que tiene que ver con la sostenibilidad de los museos a través de alianzas con empresas; el cuarto es el programa, es decir, lograr sostener un plan expositivo y educativo durante todo el año, lo cual tiene que ver con el objetivo misional de los museos.

Finalmente, Juliana Restrepo hizo dos invitaciones: por un lado, a la ciudadanía para que visite alguno de los más de 700 museos del país y explore la gran variedad de colecciones que hay en ellos; por otro lado, a los empresarios y marcas para que se acerquen a los espacios culturales y generen alianzas que benefician de manera mutua a las institucionales. “Los escenarios culturales son del bien común, en donde caben los objetos, las personas, las empresas y las marcas”, concluyó.

Para consultar toda la programación e inscripciones, pueden ingresar a www.gfacct.org

Por: Museo Nacional de Colombia.