La pasión y otras formas de triunfar en la industria de videojuegos

Las industrias culturales y creativas se vieron obligadas a hacer un alto en el camino debido a la pandemia causada por la enfermedad de la COVID-19. Varias tuvieron que reinventarse y el sector de los videojuegos no fue la excepción. Sin embargo, el estar en casa al frente de un computador o una consola, debido al encierro, generó en los jóvenes un mayor interés en productos de entretenimiento digital. Muchos de  ellos empezaron a profundizar en programación y animación, por ejemplo, y los de mayor experiencia, a trabajar en nuevos proyectos. Algunos de estos han permitido “mostrar lo que Colombia es capaz de hacer”, aseguró Mauricio Betancourt, Director creativo de Indie Level Studio, en el marco del desarrollo del Gran Foro de las Artes, Cultura, Creatividad & Tecnología (GFACCT), durante la conferencia ‘Internacionalización en la industria del videojuego’.

Realizada en la sala Cultura Bit y en compañía de Nicolás Rodríguez, escritor, director y productor de contenidos transmedia, en esta charla se dieron a conocer las diferentes herramientas que hoy en día son vitales para poder triunfar en una industria que viene en crecimiento y en la que Colombia ha podido mostrar que es un país de alta producción audiovisual, de videojuegos y de software. Además, “tenemos una gran capacidad creativa y los contenidos que hacemos acá en Colombia tienen una gran ramificación internacional”, aseguró Rodríguez. 

Ante los desafíos profesionales de una industria tan compleja y llamativa para los jóvenes, quienes se han empezado a especializar en temas de programación, animación, desarrollo de software, entre muchos otros, tanto Betancourt como Rodríguez no dudaron en resaltar lo que más se necesita para poder sobresalir en este sector es la pasión.  

Si bien tener una carrera profesional también hace parte de este proceso de éxito, para Rodríguez, “la pasión, la práctica autodidacta y el amor por la industria nos permite saber lo que se quiere, La tecnología nos ha enseñado que si tenemos perseverancia podemos lograr lo que queramos, algo que al final termina contagiando al equipo de trabajo.”

Asimismo, ambos panelistas coinciden en que, para el fortalecimiento y la internacionalización de los videojuegos, el saber hablar inglés es una herramienta importantísima para poder llegar a nuevos públicos y dar a conocer el trabajo que se viene realizando. “Es muy difícil involucrar y vincular a los desarrolladores, artistas y programadores a las charlas con los clientes y que entiendan esas necesidades que tienen los proyectos, algo que puede llegar a generar una pérdida de tiempo en los procesos”, agregó Rodríguez.

Por su parte, para Betancourt hay algo clave que se debe tener en cuenta para sobrevivir en este entorno y es que si bien “no tienes que ser el mejor, se debe tener disciplina. Y no solo eso, además, hay que tener mucha fuerza mental, porque es una industria en la que te van diciendo las cosas de frente si no les gusta lo que ven”.

Si bien el sector de los videojuegos tiene mucho potencial y espacios para desarrollar una carrera, hay que tener en cuenta que el camino es largo y en muchas ocasiones se recibirán fuertes críticas, que se deben tomar de manera transformadora, pues como lo aseguró el mismo Betancourt, luego de la experiencia que ha tenido, “hay que darse cuenta que no eres único y que hay lugares donde son mucho mejores, pero hay que resaltar que en Colombia somos unos verracos porque siempre nos levantamos”.

Consulta toda la programación del GFACCT y conéctate en vivo con las charlas aquí