El criptoarte se convierte en la nueva revolución digital del mercado artístico

El término ‘criptoarte’ viene ganando cada vez más terreno en el mundo artístico y tomará más fuerza gracias al Gran Foro de Arte, Cultura, Creatividad y Tecnología (GFACCT). Entre el 6 y 9 de septiembre, las personas tendrán la posibilidad de entender, con la participación de abogados expertos en propiedad intelectual, cómo este tipo de arte se ha convertido en una herramienta para que las creaciones con las que cada artista busca expresar sus ideas, emociones, percepciones y sensaciones, todo a través de las herramientas digitales, sean reconocidas y valoradas.

Y es que dentro del criptoarte se pueden incluir diferentes tipos de piezas únicas, entre las que se encuentran fotografías, ilustraciones, memes, tuits, así como otro tipo de creaciones virtuales que pueden ser compradas a su propietario en el ‘mundo cripto’, ese espacio digital en el que se llevan a cabo transacciones con monedas virtuales, usando la tecnología ‘blockchain’, conocidas como NFT (‘Token No Fungible’ por sus siglas en inglés).

Sin embargo, ¿qué es un NFT? Según Ana María Moreno, presidente de enREDo, diseñadora industrial y experta en los temas blockchain, quien será una de las invitadas al panel ‘Blockchain, creatividad y propiedad intelectual: Cripto-legalidad para las expresiones culturales’, que se realizará en el GFACCT el próximo 7 de septiembre en la sala 2 a las 9:00 a.m., estos tokens se pueden definir como “piezas criptográficas que tienen unas características, así como unas propiedades que las diferencian de las demás, por lo que tendrá un valor diferente al resto”. Es decir, no se puede replicar y se exhiben en una aplicación descentralizada o en una plataforma blockchain.

Para entender un poco más este asunto del ‘criptoarte’, se puede tomar como ejemplo la venta de una obra de arte digital que hizo la casa de subastas británica Christie’s en marzo del 2021. ‘Los primeros 5.000 días’, del artista @Beeple, la cual consiste en un gran mosaico de fotos digitales creadas diariamente a lo largo de 5.000 días por el artista, se transó en 69 millones de dólares, convirtiéndose en la tercera venta más cara de la historia de esta casa de subastas, tras dos creaciones de Jeff Koons y David Hockney.

No obstante, estos no son los únicos casos. Si bien no todas las obras de arte tienen el mismo valor, en este mundo de los NFTs también entran otro tipo creaciones digitales como lo fue la foto que dio lugar al meme de “Disaster Girl”, una imagen que se tomó en el 2005 donde se ve a una niña sonriendo de manera maliciosa frente una casa en llamas, por la que se pagó más de 410.400 euros. Otro ejemplo es el primer tuit de Jack Dorsey, fundador de Twitter, por el que se pagó, a modo de NFT, casi 3 millones de dólares, o la colección oficial de NFT de Lionel Messi, creada por el diseñador digital BossLogic, sobre las grandes conquistas en la carrera de astro argentino, titulada ‘Messirvese’.

El arte digital viene teniendo un impacto aún mayor y los NFT se han convertido en un instrumento importantísimo para que los artistas digitales puedan mostrar y recibir un valor por sus creaciones. Sin embargo, es clave que en Colombia se sigan formando en este tema, ya que como lo aseguró Moreno, “en este momento se están construyendo nuevos valores intangibles y, si no estamos como sociedad y economía colombiana entendiendo este momento y generando nuestros propios valores cripto, más allá de la criptomoneda, vamos a quedarnos rezagados dentro de las nuevas formas de bienes y activos a nivel mundial”.

En el panel sobre blockchain, Moreno estará acompañada por Ángela Cubillos, consejera de comercio exterior de Francia y abogada en la barra de París y Colombia, y Erick Rincón, abogado y presidente de Colombia Fintech.

“Si no adquirimos conocimientos y no estudiamos de qué se trata el tema del ‘criptoarte’, la brecha digital se puede agravar. Hay que ser muy vigilantes, ya que si no se conoce muy de cerca este tema puede llevar a que se presenten estafas por parte de terceros frente a la población”, concluyó la presidente de EnREDo.